Sobre los últimos días de Rubens Costa Romanelli !!! :O)

Sus últimos días.

"Rubens Costa Romanelli, Sabio y Virtuoso."
Por Fidélis Chamone Jorge.
Publicado en CRÓNICA, en "Ensayos de Literatura y Filología" N° 4.
Publicaciones del Departamento de Letras Clásicas de la Facultad de Letras
de la Universidad Federal de Minas Gerais (1983/1984).

 

A la Página de Entrada

Biografía

Últimos Días

Homenaje

Álbum

Voz

Obra

Mensajes



"Cultiva con cariño tu espíritu. Pero, no te preocupes simplemente por ser
culto, sino también por ser bueno. La cultura podrá darte la gloria de
los hombres, pero sólo la bondad podrá otorgarte la gloria de Dios".

Rubens Costa Romanelli.

"AD ASTRA PER ASPERA" - (A los Astros por caminos ásperos).

Tuve la honra de conocer al Maestro Rubens Costa Romanelli en una Confraternización de Juventudes Espíritas de Minas Gerais que se realizó en
Manhuaçu (MG), en 1963.
Viajábamos en el mismo ómnibus, cuando en una de sus paradas, de madrugada,
nos encontramos a la puerta de un pequeño restaurante. Nos saludamos cordialmente y, en ese instante, observé que se trataba de Rubens Costa Romanelli. Le pregunté si era el autor del "El Primado del Espíritu". ¡ Qué grande fue mi sorpresa y alegría ! al constatar que efectivamente estaba delante de una personalidad de las más sabias y virtuosas a un mismo tiempo.

Fuimos siempre amigos inseparables, en la alegría y en el dolor. Participé
mucho de sus dolores, pero no me cabe duda que su participación benefactora en mi vida fue mayor. Tan importante fue la ayuda que me concedió, especialmente a través de ejemplos elocuentes, que entre todos los hombres que yo conocí, no me es difícil considerar a Rubens Costa Romanelli como la mayor personificación del Amor, dado que en Él, no sabía que era lo que más sobresalía, si su Sabiduría o sus Virtudes.

Hombre culto, pero muy cuidadoso de no perder de vista la simplicidad,
actuaba con humildad en la Grandeza.

Me resulta sumamente difícil dar una opinión personal, considerando que ya en alto y buen sonido, su vasta obra, nos habla a todos por sí misma. Por esta razón me ví en la obligación de tratar cada publicación con la mayor minuciosidad posible, fundamentándome en una investigación que situase a los lectores al pie de la Verdad.

El Lirismo con que nos impulsa a la conquista de nosotros mismos es algo
grandilocuente. Romanelli es de aquellos raros que dedican su Vida al Ministerio del Bien, pero, sobre todo, a través de la Grandilocuencia del ejemplo que es la que mejor enseña.
Sus aulas fueron siempre lecciones de Vida, urdidas en la lucha sin tregua,
incansable y persistente.

Su espíritu Universal es, si lo prefieren, cósmico, está más allá de las
fronteras ideológicas. Habla a todos con el mismo Amor, al católico, al
espírita, al protestante, al ateo o al agnóstico. Trabajó, incansablemente,
con treinta lenguas occidentales de la gran familia  indoeuropea, pero es importante destacar que escogió entre todas ellas, a la Lengua del Amor, la que mejor le permitía hablar a los semejantes, consubstanciándose en Dios, porque, por propia convicción, aseguraba que Dios, en último análisis, es, en esencia, el propio Amor.

Grandes fueron las luchas con que se encontró en su camino. Pero no menos grandes fueron la perseverancia y el coraje con que las enfrentó. Siempre confiado, se nutria con el adobo de una fe razonada, inquebrantable, inamovible.

Paciente en el dolor, moderado en la alegría, consiguió superarse  a través
del profundo conocimiento de sí mismo.

El 22 de diciembre de 1978, llevaba a su esposa e hijas (Otaíza, Juliana y Elisa, respectivamente) rumbo a Londrina, en el Paraná. En los alrededores de Itápolis, norte de San Paulo, fue víctima de un catastrófico accidente automovilístico, en el que perece su compañera, y minutos después, cuando ingresaban al hospital de aquella ciudad, también fallece Elisa, la beba de  meses.


Me tocó la dolorosa tarea de confesarle la verdad relativa a la muerte de
Otaíza y Elisa. En ese instante, exclama , vehementemente:
" ¡ Cómo me nutren de una esperanza sin gloria, siendo que yo veo en la
muerte la expresión de la propia Vida !". El pecho se mostraba,
visiblemente cansado. Una lágrima le corrió en el canto externo del ojo
izquierdo y me dijo: "¡ Desgraciadas, todo tan triste !".

El Maestro prosigue inquebrantable delante de las vicisitudes. Ningún
instante de rebeldía, ningún esbozo de queja. Dios en toda su gloria sabe
que "No es mejor para los hombres que les acontezca todo lo que ellos
quisieran", Heráclito, fragmento 110.

El día 24 de diciembre de 1978, un sábado por la mañana, lo trasladaban en avión hacia Belo Horizonte, en compañía de Juliana que, como él, estaba politraumatizada; de Lilavate su hija y del Dr. Dulmar García de Carvalho, médico, amigo y espírita. Al sobrevolar el Lago de Furnas (MG), el Maestro pidió al médico que le diese la mano de Juliana. En aquel instante, presentía la sombra de la muerte. Lívido, apnéico y cianótico, a consecuencia de una grave embolia pulmonar, Rubens Costa Romanelli se despedía de los dolores del mundo para sumergirse en la plenitud de la Luz de un Sol de Infinita Grandeza reservada "A los Astros, por caminos ásperos".

Su cuerpo vuelve al polvo terrestre, la tarde del día 25 de diciembre de 1978, al ser depositado en la bóveda subterránea (Tumba N° 2/56), de la cuadra XXXI del jardín de las Palmeras del Cementerio "Parque da Colina",
en Belo Horizonte, MG.

Gracias Maestro Rubens Costa Romanelli, tu continuas una "luz que brilla y
calienta", tu continuas una flor invisible "que embriaga y perfuma".

 

Biografía

Últmos Días

Homenaje

Álbum

Voz

Obra

Mensajes

Esta flor es para tí !!! :O)